SUELOS DE VINILO ¡LA ÚLTIMA TENDENCIA!

¿Necesitas renovar o cambiar el suelo de tu casa? Una de las opciones que actualmente está muy de moda son los suelos vinílicos. Un material que hasta hace poco era bastante desconocido pero que ahora está en boca de todos.

¿Los motivos de su éxito? Su precio es muy asequible, resiste la humedad, es fácil de colocar y mantener.

Tipos, texturas y acabados

Existen suelos vinílicos para todos los gustos y en todos los estilos. Son muy estéticos e imitan perfectamente cualquier material, con la ventaja de que son mucho más económicos que un suelo de madera o piedra. En cuanto a su presentación, pueden conseguirse en rollos o en baldosas cuadradas o rectangulares de distinto grosor.

Se colocan sobre cualquier pavimento

Es una de las ventajas más importantes. Puedes colocar el suelo vinílico encima del suelo actual que tengas en casa, no hace falta quitarlo. Lo que supone una gran comodidad, sumado al ahorro de tiempo y dinero, y al hecho de que añade muy poco espesor, sin generar roces con las puertas. El único detalle a tener en cuenta es que el suelo necesita estar nivelado.

Resistentes al calor

Si tienes suelo radiante, los pavimentos vinílicos son ideales porque conducen muy bien el calor y no sufren con la temperatura.

Aptos para cocinas

Los pisos de piedra o madera quedan hermosos en la cocina, pero son difíciles de mantener porque están expuestos a manchas y golpes; el piso vinílico es una solución económica e ideal para la cocina, ya que es resistente al agua, la humedad y el maltrato lógico de este espacio de la casa.

También en el baño

El cuarto de baño es el ambiente con más humedad, por eso el vinílico es una gran opción, debido a una de sus características más importantes: son antideslizantes. El único lugar del baño en el que no son recomendables es la ducha, ya que los jabones pueden deteriorarlo.

 

 

Recent Posts

Leave a Comment